¿Cuáles son las diferencias entre el serum y las cremas?

diferencia serum cremaSi eres nueva en esto del cuidado de la piel puede que se te planteen muchas dudas como, por ejemplo, cuál es la diferencia entre serum y crema. No te preocupes porque aquí te contamos todo lo que necesitas saber para no confundirlo nunca más.

Son tantos los cosméticos que podemos encontrar a la venta que no resulta extraño perderse con tanto concepto.

Limpiador, loción, serum, contorno de ojos, protector solar, … Estos son algunos de los productos imprescindibles dentro de toda buena rutina facial que se precie.

Hablar de todos ellos nos llevaría mucho tiempo, así que vamos a ir por partes y comencemos por conocer más a fondo dos de los productos imprescindibles para el cuidado de la piel: el serum y la crema hidratante.

Aquí te contamos qué son y para qué sirve cada uno para que puedas sacar el máximo partido a todos sus beneficios.

¿Qué es un serum?

Un serum es un producto cosmético cuya fórmula contiene ingredientes activos en altas concentraciones.

Su textura es más ligera que el de las cremas de tratamiento y se absorbe rápidamente sin dejar sensación grasa.

Se debe aplicar después de la limpieza facial y antes del contorno de ojos y la hidratante. Aplicado junto a esta última, actúa como un booster de belleza potenciando sus efectos.

Se suele utilizar 2 veces al día, mañana y noche. También hay serums específicos de día y de noche que protegen frente a la contaminación y los radicales libres y otros que reparan la piel y, además, favorecen el proceso de regeneración que lleva a cabo mientras duermes.

¿Qué es una crema hidratante?

Es un producto que contiene ingredientes activos humectantes que ayudan a mejorar los niveles de hidratación de la piel, refuerzan la barrera hidrolipídica y evitan la pérdida de agua.

Existen tantas cremas como tipos de piel. Aunque su función básica es la de hidratar, cada fórmula contiene sustancias específicas que satisfacen las necesidades de cada uno de ellos.

Su textura es cremosa, aunque también puede ser más fluida y gelosa. Si está especialmente indicada para piel seca y/o sensible, será más rica y untuosa. Para las pieles mixtas a grasa, tendrá una textura de gel o loción mucho más ligera.

¿Cuál es la diferencia entre serum y crema?

Dicen que las comparaciones son odiosas; pero, en este caso, son necesarias para saber cuáles son los principales aspectos que marcan la diferencia entre el suero y la crema.

¡Aquí los tienes!

Fórmula

El serum contiene una mayor concentración de ingredientes activos en su fórmula que otros productos de cuidado facial; es un cosmético que potencia la belleza. Basta una pequeña cantidad para beneficiarte de todas las propiedades que te ofrece.

En la crema, sin embargo, estas mismas sustancias están presentes pero en cantidades muy inferiores. De ahí que sea tan importante combinar ambos cosméticos.

Textura

Las cremas, por muy ligeras que sean, no se aproximan ni de lejos a la textura del suero. Estos suelen ser muy líquidos, prácticamente como el agua; aunque también hay alguna que otra excepción en la que son un poco más cremosos, pero igualmente extremadamente ligeros.

La piel los absorbe mejor y no dejan sensación grasa ni pegajosa, algo que no siempre ocurre con la crema.

Aplicación

El orden de aplicación también marca la diferencia. En el caso del serum, se debe aplicar justo después de la limpieza facial y el tónico. Esto favorece la penetración de los activos del tratamiento y potencia la acción del tratamiento que se utiliza a continuación.

Además, no se usa de la misma forma. Debido a su textura ligera de rápida absorción, es mejor aplicar el suerosuero con pequeños toques; basta una pequeña cantidad para cubrir todo el rostro.

Por otro lado, el tratamiento de hidratación se extiende mediante un suave masaje con movimientos ascendentes hasta que se absorba por completo. En este caso, hay que trabajar más el producto, aunque sea un gel o una loción.

Solo o acompañado

Otra de las diferencias básicas. El serum no es un producto que sustituya a la hidratante, más bien es su complemento ya que sólo nutre y aporta los nutrientes específicos a cada piel; no hidrata por sí solo.

Llega hasta las capas interiores de la dermis, mientras que la crema aporta una hidratación más superficial.

¿Te estás preguntando cuál es el mejor serum para tu piel? No busques más, aquí tienes el ranking definitivo con los mejores serums del mercado

En cambio, la crema sí se puede aplicar sola, si se prefiere, aunque no es lo más recomendable. Lo mejor es aplicar uno y después el otro. Son la pareja perfecta y, si los combinas a diario, pronto notarás cómo tu cutis mejora notablemente.