¿Qué es un protector solar ecológico?

protector solar ecologicoAunque todos sabemos que es esencial protegerse del sol, cada vez es más importante considerar el impacto que nuestro protector solar tiene en el medio ambiente.

Las investigaciones sugieren que los productos de protección solar que nos llevamos a la playa tienen un efecto adverso en la vida marina. De ahí surgen los protectores solares ecológicos.

Algunos de los ingredientes químicos que se encuentran normalmente en los bloqueadores solares tradicionales (a saber, la oxibenzona y octinoxato), se filtran en el océano y dañan la vida marina al afectar el ciclo de crecimiento del coral.

Los informes sugieren que se cree que 14.000 toneladas de protector se vierten en el agua alrededor del mundo cada año. En masa, esto llega a asfixiar, blanquear y matar los arrecifes, que son cruciales para la salud de nuestro planeta y los océanos.

Hawai se está tomando estas preocupaciones tan en serio que ha sido el primero en aprobar un proyecto de ley que prohíbe los protectores solares que contienen oxibenzona y octinoxato en sus costas (que entrará en vigor en 2021) en un intento de detener el blanqueamiento generalizado de los corales en sus islas.

La buena noticia es que las marcas ahora están buscando alternativas a estos químicos protectores contra los arrecifes, y muchos de los nuevos lanzamientos de protección solar de la nueva temporada están certificados como ‘seguros para los arrecifes’, de modo que pueden proteger la piel mientras preservan las costas.

Además, algunas de estas sustancias químicas son disruptores endocrinos que, con el tiempo, también pueden causar problemas de salud en las personas.

Por eso, muchos expertos sugieren usar un protector que sea lo más seguro posible para el medio ambiente (además de utilizar otros métodos de protección, como sombrilla, sombreros y ropa para protegernos de los daños del sol), es decir, uno ecológico.

¿Qué es un protector solar ecológico?

El protector ecológico es en realidad un tipo de bloqueador solar biodegradable que no contiene la mayoría de los ingredientes químicos que se encuentran a menudo en los bloqueadores solares normales.

Se considera que es ecológico en el sentido de que no daña la vida vegetal y animal, pues no contiene los siguientes ingredientes químicos que se sabe que dañan el ecosistema cuando se degradan: PABA, octinoxato, oxibenzona, 4-metil bencilideno, alcanfor y butilparabeno.

En su lugar, utiliza filtros no tóxicos como el el dióxido de titanio o el óxido de zinc no nanométrico -uno de los ingredientes más seguros- para bloquear físicamente los rayos UV.

Muchos fabricantes usan partículas de zinc de tamaño nano porque se mezclan rápidamente con la piel sin dejar un velo blanco, pero debido a que son tan pequeñas, las partículas también pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar reacciones alérgicas… especialmente en los organismos acuáticos.

Las partículas no nano ligeramente más grandes no representan el mismo riesgo.

Estos productos son un requisito para poder hacer algunas excursiones marítimas, principalmente en los lugares más turísticos, pues los protectores solares no biodegradables son confiscados.

El problema es que a diferencia de las afirmaciones sobre la fuerza del SPF y la resistencia al agua que están reguladas por los organismos competentes, «ecológico», «biodegradable» y «seguro para los arrecifes» son en su mayoría términos de marketing.

No hay estándares que un producto tenga que cumplir para llamarse a sí mismo seguro para los arrecifes, así que es importante mirar la lista de ingredientes para asegurarse de que no incluye los anteriormente mencionados.

Otra complicación: los fabricantes no están obligados legalmente a revelar el tamaño de las nanopartículas que utilizan, lo que hace que la compra sea más difícil.

protector solar protege corales

Cuál es su eficacia en comparación con el protector solar convencional

Cuando se usan correctamente, los bloqueadores solares ecológicos son tan efectivos como los normales.

La mayoría de las marcas ofrecen varios tipos de FPS (factor de protección solar), desde 15 a 50. Aquí tienes más información sobre estos términos.

Y también tienen una protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB (el primero penetra más profundamente en la piel pero el segundo es más intenso y es la principal causa de las quemaduras solares).

La consistencia y el tiempo de secado pueden ser diferentes a los que estás acostumbrado, así que asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para aplicarlo correctamente y saber cuándo hay que volverlo a aplicar de nuevo.

Pero los productos de última generación están muy lejos de las cremas blancas que te dejaban la piel blanca como la cal.

Y también se pueden elegir según tu tipo de piel.

¿Cómo puedes protegerte mejor del sol?

La protección solar es un tema de salud que vale la pena tomarse en serio, y es complejo, entre otras cosas porque ningún producto puede ofrecer una seguridad al 100% frente a los dañinos rayos ultravioleta que pueden causar cáncer de piel.

Los expertos recomiendan elegir un producto con un FPS de 50 o superior. Puede parecer demasiado prudente, pero está respaldado por estudios que demuestran que, de media, las personas se aplican menos de la mitad de la cantidad de protector necesaria para proporcionar el nivel de protección que se indica en el envase.

Por eso, la aplicación frecuente y correcta del filtro solar reduce en gran medida el riesgo, independientemente de su condición de ecológico.

Las zonas más olvidadas son el cuello, las orejas y la espalda, así que pídele a un amigo que te ayude a ponerte la loción si es necesario, y asegúrate de devolverle el favor.

El sol es más fuerte de las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, por lo que la exposición dentro de estas horas debe ser limitada.

Y recuerda que puedes quemarte en la sombra o estando nublado.

Independientemente de las afirmaciones sobre la resistencia al agua, siempre es mejor volver a aplicarlo después de nadar y especialmente después de secarse con una toalla.

Y siempre es recomendable el uso de una prenda con protección UV (UVF), sombrero y gafas de sol para minimizar el riesgo. Esto es especialmente importante en los niños y adolescentes activos.

Sina duda, vale la pena el esfuerzo de encontrar un protector solar ecológico o biodegradable si vas a nadar a la playa. Pero si no puedes encontrar uno, siempre es mejor utilizar uno convencional que no usar ninguno.

Siempre puedes optar por productos con ingredientes naturales y que no irriten ni dañen tu piel ni salud, como el gel solar de Nezeni Cosmetics.

Aquí te recomendamos las mejores opciones para proteger tu piel.