Cómo aplicar el serum: la guía definitiva

aplicar serumEl serum es uno de los productos imprescindibles que no pueden faltar en tu rutina facial. Si quieres sacarle el máximo partido, no te pierdas este post en el que te contamos todo lo que necesitas saber sobre este producto y cómo aplicar el serum.

Cuidar la piel es fundamental para mejorar su calidad y retrasar al máximo la aparición de los signos del envejecimiento.

Aunque son muchos los productos que podemos encontrar en el mercado, este tratamiento concentrado es, sin duda, uno de los más importantes.

Este concentrado de belleza es capaz de hacer maravillas por tu piel; pero, eso sí, hay que saber utilizarlo como es debido para poder disfrutar de todos sus beneficios, que no son
pocos.

Aquí te contamos qué es el serum, qué lo diferencia de la crema hidratante y, por último (pero no menos importante) cómo aplicarlo correctamente. ¿Lista para descubrir lo que esta joya de la cosmética puede hacer por tu cutis? Pues, ¡allá vamos!

¿Qué es el serum?

Es un cosmético cuya fórmula contiene una alta concentración de ingredientes activos. Su textura es muy ligera y acuosa y la tez lo absorbe prácticamente de inmediato.

Penetra incluso hasta las capas más profundas de la dermis. Aquí te lo explicamos más claramente.

Aunque hay concentrados que se pueden aplicar 2 veces al día, hay otros específicos que puedes usar únicamente por el día o por la noche.

El de día, por lo general, suele tener propiedades hidratantes y protectoras; mientras que el suero repara y favorece el proceso de regeneración que la epidermis lleva a cabo mientras duermes.

Aunque a veces se suele confundir con la crema hidratante, lo cierto es que son bastante diferentes.

Por ejemplo, en el serum los principios activos están más concentrado que en una crema hidratante. Su textura es más ligera, lo que permite que se absorba mejor y no aporte más grasa.

No se puede usar sólo. Se podría decir que ayuda a potenciar los efectos del tratamiento, pero no tiene la capacidad de hidratar por sí solo.

Necesita otros productos complementarios para conseguir una sensación más confortable en la tez. Por eso es el compañero ideal de la crema hidratante. Su combinación potencia todos sus beneficios.

aplicar serum

¿Cómo aplicar el serum?

Para mejorar la eficacia del suero, es importante que aprendas a aplicarlo como es debido. Aunque cada marca estable su propia forma de usarlo, hay algunos aspectos que son comunes a todos.

Primero, limpia la piel muy bien con la ayuda con un limpiador suave o con una loción desmaquillante para eliminar las impurezas y los restos de contaminación y maquillaje.

Así los activos podrán penetrar mejor a través de la dermis. Recuerda usar agua tibia: el frío o el calor no le van nada bien al cutis.

A continuación, pon 2 o 3 gotas sobre los dedos o sobre la palma de la mano. Esto dependerá de la textura del producto.

Si es más gelosa es mejor que lo apliques con las yemas de los dedos; pero, si es acuosa, tendrás que hacerlo sobre la palma para evitar que se derrame.

Extiende sobre el rostro y el cuello, evitando el contorno de los ojos.

Si la textura es un poco más gelosa o cremosa, aplícalo masajeando con movimientos circulares. Si es más acuosa, es mejor que lo apliques con ligeros toques o presionado con la palma de las manos.

Para finalizar, usa tu crema de tratamiento habitual. Si es de día, utiliza también un protector solar para proteger la piel del sol y evitar las manchas oscuras y el fotoenvejecimiento cutáneo.

Ahora que ya sabes cómo aplicar el serum, es hora de que empieces a disfrutar de todos los beneficios que aporta a la piel.

¿Cómo escoger el mejor suero?

Antes de comprar un suero de cuidado facial, deberías tener en cuenta algunos factores como, por ejemplo:

Tipo de piel: No todas las pieles son iguales y tampoco lo son los serums. Para elegir el más adecuado, primero tienes que conocer bien cuáles son sus necesidades y si es seca, mixta, grasa o sensible.

Edad: Un cutis de 20 años no es igual que uno de 40. Cada edad necesita un tratamiento que se adapte a tu cutis en todas sus etapas. Por eso, es mejor que lo elijas teniendo siempre en cuenta tu edad. Así podrás beneficiarte de todas sus propiedades.

Ingredientes: Fíjate muy bien en la composición del producto y, a ser posible, elige aquellos que estén elaborados con principios activos naturales que garanticen el mejor cuidado para tu tez, como el de Nezeni Cosmetics.

También puedes hacer tu propia versión casera, aunque para que tenga los efectos que deseas, lo mejor es recurrir a uno comercial, como el de la marca Clarins.

Para que no pierdas tiempo, hemos elaborado un ranking con los mejores serums del mercado que puedes ver aquí.