La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

Belleza

Nada nos recuerda mejor que ya nos estamos acercando a los 30 años que esas pequeñas líneas de expresión en la comisura de nuestros ojos, siempre han estado ahí; y se manifiestan cuando nos reímos o cuando achinamos los ojos. El problema surge cuando las empiezas a notar más marcadas, cuando ya no es necesario “realizar una expresión” para que sean visibles.

Lo ideal es que el cuidado del rostro inicie en la adolescencia, esta es la mejor etapa para prevenirlas, pero no siempre ocurre así, por lo que, si estas empezando a notarlas estás a tiempo para iniciar con los cuidados, y si sientes que ya están muy pronunciadas y que se te están saliendo de control, no te preocupes, porque nosotros te proporcionaremos La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo, solo sigue leyendo.

La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

Cómo prevenir las patas de gallo

No se trata de grandes sacrificios, sino de tomar algo de consciencia y recordar que absolutamente todo lo que hagamos se reflejará en nuestro cuerpo, específicamente en la piel. La piel es nuestro órgano más grande, recubre todo el cuerpo y nos protege de los agentes externos, es por ello que cualquier desequilibrio o deficiencia se notará y se reflejará en la apariencia de la piel.

Si no solo estás presentando patas de gallo, sino además ojeras, te será de gran utilidad el siguiente artículo Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Así que solo es necesario tener un estilo de vida lo más sano y activo que te sea posible, cuidar tu alimentación y ser más delicada con tu rostro, es aquí donde convergen los principales problemas de la piel, y en combinación con las manos, el primer lugar donde se delatará la edad, en otras palabras, donde manifestarán los primeros signos de envejecimiento y entre ellos está las patas de galo.

Las 3 cosas que estás haciendo mal

Las 3 cosas que estás haciendo mal

El cuidado de nuestro cuerpo, especialmente el del rostro no solo se enfoca en las cosas que debes hacer, sino aún más en las acciones que debes evitar. Muchas veces por tiempo, cansancio o fatiga cometemos auténticos horrores, con el cuidado de nuestra piel. Que sí te estas quitándote el maquillaje todos los días, pero ¿segura que no estás haciendo bien? ¿te estas tomando el tiempo de hacerlo delicadamente y con los productos correctos?

La respuesta a estas preguntas suele ser no, y nosotros te indicaremos cuáles son los 3 errores más comunes que cometemos en contra nuestro rostro, y que son las principales causas de la aparición prematura de las patas de gallo en los ojos, evitarlos es otra forma de prevenirlas.

No limpiar correctamente el rostro

Y con esto no solo nos referimos a retirar el maquillaje todos los días, esperamos que esa regla este súper grabada en tu cabeza. Nos referimos a no ser cuidadosos con los pasos a seguir, con los productos empleados para la rutina de limpieza y, sobre todo, con la regularidad con la que debes limpiar tu rostro.

Para conocer una buena rutina de desmaquillaje y sus principales diferencias con la limpieza habitual del cutis, debes leer el siguiente artículo ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Lo ideal es que limpies tu rostro dos veces al día todos los días, sin importar que no salgas a la calle y no te hayas aplicado maquillaje. Vivimos en un mundo cada vez más contaminado, por lo que debes lavar tu rostro y eliminar cualquier impureza, e incluso la piel muerta que desprendemos todos los días, ya que estos elementos pueden obstruir los poros y evitar que la piel “respire” correctamente.

Estos son los pasos a seguir para una buena rutina de limpieza diaria para tu cutis y para prevenir las patas de gallo, toma nota.

  • Elige bien la loción limpiadora: no puedes lavarte el rostro con el jabón que empleas para ducharte, necesitas uno especial con menos químicos, porque la piel del rostro y del contorno de ojos es mucho más delicada que la del resto del cuerpo. Te recomendamos un jabón especial de glicerina, estos son mucho más suaves, y si sufres de acné o de piel muy grasa puedes optar por jabones de arcilla.
  • Exfolia tu piel: esto no es necesario realizarlo todos los días, pero es imprescindible que exfolies la piel de tu cara por lo menos dos veces por semana. Puedes usar un producto con partículas gruesas, como el café, para todo el rostro; y productos más suaves como el yogurt, para la delicada área del contorno de los ojos, donde se ubican las arrugas de patas de gallo.
  • No estires la piel, usa una buena toalla: no hay ninguna necesidad de estirar la piel cuando la limpias, siempre debes recurrir a los movimientos suaves y circulares, estos promoverán la circulación sanguínea y no maltratarán la piel. Luego de enjuagar sécate con una toalla de microfibras, con más gentiles y absorben mejor el agua, emplea pequeños toques, no arrastres la toalla por el cutis.

Tips extra: No solo te enfoques en la limpieza de tu rostro, además debes velar por la correcta higiene de todos los productos que estén en contacto directo con tu cutis, especialmente lo de los ojos. Con esto nos referimos a que limpies todas tus brochas, esponjas y elementos para aplicar el maquillaje por lo menos una vez a la semana.

Además de “higienizar” los productos en sí, como pasar un algodón con un poco de alcohol en las sombras o pigmentos. Es inusual que los productos de maquillaje no tengan una fecha de vencimiento explícita, la mayoría exponen el tiempo de vida luego de “abrirlo” así que puedes poner una etiqueta a tus productos con la fecha que lo empezaste a usar, así controlas que no estas aplicando maquillaje vencido.

Cuando te maquilles y realices el conocido Cat Eye, no estires la comisura de tu ojo, es la manera más fácil de asegurarte arrugas de patas de gallo prematuras.

No usar contorno de ojos todos los días

La mayoría anunciará que emplea una crema hidratante todos los días, pero ¿aplicas esa crema en todo el rostro, incluyendo el contorno de los ojos? Si tu respuesta es afirmativa, significa que no lo estás haciendo de la manera correcta. La piel del contorno de los ojos, es totalmente diferente a la piel del resto de la cara.

La diferencia es tan abismal que mientras la piel del rostro puede tener un grosor de 2mm el del contorno de los ojos solo posee 0.5mm, esto es menos de la mitad de grosor, por lo que una piel tan fina y carente de poros requiere de cuidados especiales y tu crema hidratante convencional no se los está proporcionando.

Lo ideal es que apliques una crema especial para el contorno de ojos, que proporcione mayor humectación. Cerciórate de que entre sus ingredientes figure el Ácido hialurónico, ya que es perfecto para este fin.  Si prefieres algo natural, puedes optar por aceites naturales, como el aceite de jojoba, o el de argán, que son muy ligeros y no irritarán la piel donde se desarrollan las arrugas de patas de gallo.

Realmente lista de aceites naturales que puedes usar para el contorno de ojos es bastante larga, cada uno responderá a una necesidad específica, conócelos todos leyendo Los mejores aceites para el contorno de ojos

Pasar muchas horas frente al computador y no usar lentes apropiados

Los usamos en el trabajo y en nuestros hogares, básicamente gran parte de nuestro día lo pasamos frente a una pantalla y esto tiene sus consecuencias. La primera, es que los aparatos electrónicos poseen una luz bastante agresiva para la vista, llamada luz azul esta penetra la retina del globo ocular y con el tiempo daña la estructura de la misma, esto conlleva al uso de lentes.

Por otra parte, te has dado cuenta que después de usar un rato el computador sientes la necesidad de “frotarte los ojos” esto se debe a que estos dispositivos también generan fatiga visual y este movimiento casi involuntario estira y lastima la piel del contorno de ojos, propiciando la aparición de patas de gallo. La buena noticia es que estos daños se pueden reducir con el uso de lentes, existen unos especiales para reducir la exposición del ojo a los rayos UV y la luz azul.

3 buenos hábitos para prevenir las patas de gallo

3 buenos hábitos para prevenir las patas de gallo

Pequeños cambios resultan en grandes resultados, te aseguramos que ninguno de los siguientes hábitos supondrá grandes esfuerzos, solo algo de dedicación y amor propio, porque todos no solo te conducirán a una piel más joven y sin patas de gallo, sino que mejorarán todos los aspectos de tu vida. Tendrás más energía, te sentirás mejor y rendirás mucho más en tu día a día.

Realizarte una mascarilla para el contorno de los ojos una vez por semana

Una cosa es aplicarte tu contorno de ojos todas las noches, y otras aplicar una mascarilla natural una vez por semana. Con la última le estarías dando una bomba nutritiva al contorno de tus ojos, sería ideal aplicarla más de una vez a la semana, pero estas pueden ser un poco engorrosas por su tiempo de espera, pero puedes tomarte  una noche a la semana como un día de spa, aplicándote una mascarilla en el cabello y otra en el contorno de ojos, estarías consintiéndote y ahorrando tiempo.

Una alimentación saludable y equilibrada

Es imposible que la buena alimentación no este incluida en los buenos hábitos para prevenir la aparición de patas de gallo, y es que la alimentación lo es todo, no importa cuántas cremas, mascarillas o tratamiento apliquemos, si tu piel no está nutrida desde adentro con una alimentación balanceada, no hay poder humano que la mejore.

Para una piel del rostro juvenil, tersa y bonita debes alejarte de los alimentos procesados, el exceso de grasas saturadas y sal entorpecen la buena hidratación, por lo que la piel se verá más seca y con arrugas. En su lugar, consume muchos vegetales y proteínas de calidad, obviamente la fruta tampoco debe faltar en esta dieta saludable.

Debes enfocarte en los alimentos que te ayuden en la producción de colágeno, puesto que junto a la elastina son los componentes principales de una piel sana, joven y sin flacidez. Si quieres conocer los alimentos con mayor contenido de este componente tan elemental, necesitas leer Alimentos ricos en colágeno

Dormir por lo menos 8 horas diarias

Diversos estudios afirman que tanto los jóvenes como los adultos cada día dormimos menos. Asegurando que con tantas horas de trabajo, estudio, actividades y vida social estamos reduciendo las horas de sueño, y que el promedio se ha reducido a 5 horas de descanso. Estas cifras son realmente preocupantes porque no hay nada más necesario para la salud de nuestro cerebro y el resto de los órganos (incluyendo la piel), que una buena noche de descanso.

Si sientes que tu día no rinde, piensa que esas 8 horas de sueño te asegurarán que el resto del día sea muy productivo, reducirás el nivel de cortisol, la hormona del estrés, y que esto se reflejará en la lozanía de tu rostro. Si no duermes lo suficiente no solo serás más propensa a la las arrugas prematuras o patas de gallo, sin que también desarrollarás otros problemas como lo son las ojeras y las bolsas debajo de los ojos. Para una óptima noche de sueño te recomendamos:

  • No consumas alimentos luego de las 6pm: la digestión es un proceso que dura varias horas, pero son las primeras 3 horas donde ocurre la mayor parte del trabajo. Si te vas a dormir en plena digestión no solo te costará más conciliar el sueño, sino que el descanso no será óptimo.
  • Apaga tu teléfono una hora antes de dormir: tu cerebro necesita entra en estado de reposo y la luz que emite tu dispositivo complica esta labor, tomate tu tiempo y apaga el celular, todas las nuevas noticias pueden esperar al día siguiente. Acuéstate y lee un par de páginas de un libro fascinante, con ello tus ojos se cansarán de buena manera y podrás dormir como un bebé.
  • Tomate una taza de té o leche: el truco de un vaso de leche caliente antes de dormir es reconocido por nuestras abuelas y es que la lactosa y sus componentes de calcio, triptófano y magnesio son perfectos para conciliar el sueño. Si eres intolerante a la lactosa no dudes en optar por un buen té de cúrcuma, toronjil pasiflora, estas son los mejores tés para una plácida noche de sueño.

Cómo eliminar las patas de gallo con mascarillas naturales

Cómo eliminar las patas de gallo con mascarillas naturales

Ya platicamos un poco de los mejores aceites para utilizar diariamente en el contorno de ojos y así prevenir las patas de gallo, también comentamos que un buen hábito para prevenirlas es aplicar una mascarilla natural para esa área por lo menos una vez a la semana, pero no profundizamos en qué mascarillas usar ni mucho menos cómo elaborarlas.

Justo este es el siguiente punto de este completo artículo de La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo, todos los ingredientes son fáciles de conseguir, cuando mucho tendrás que ir al supermercado para reabastecer la despensa. Al ser mascarillas naturales no tendrás que preocuparte por los químicos, y lo mejor de todo, es que los resultados son igual de sorprendentes que las mascarillas comerciales.

Mascarilla de aceite de rosa de mosqueta, clara de huevo y aguacate

De por sí cada uno de los elementos que contienen esta mascarilla funciona por sí solo, la clara de huevo es perfecta para hidrata y tensar la piel, el aceite de rosa mosqueta es antioxidante y un potente regenerador celular y el aguacate y sus gasas saludables nutre profundamente las capas de la dermis. Así que podrás imaginar que todos unidos hacen una combinación de nutrición potente.

Para prepararlo solo deberás mezclar los ingredientes, una clara de huevo, una cucharada de aceite de rosa mosqueta y dos cucharadas de aguacate. Con la ayuda de una cuchara fusionar muy bien los elementos y poner una porción en el contorno de los ojos, dejar reposar por 20 minutos y listo.

Mascarilla de semilla de uvas té verde y papaya

El té verde es famoso por sus beneficios antinflamatorios y rejuvenecedores, mientras que el aceite de semilla de uva estimula la producción de colágeno y elastina además que ayuda a neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres y, finalmente la papaya aporta minerales y vitaminas como la B y C, ambas necesarias para mejorar la apariencia de la piel y las patas de gallo.

Estos tres ingredientes juntos hacen una excelente mascarilla para eliminar las patas de gallo, así que debes probarla, solo necesitarás:

  • 50 gramos de papaya triturada
  • Media taza de infusión de té verde
  • 2 cucharadas de aceite de semilla de uva

En un envase de vidrio totalmente limpio vierte y mezcla los tres ingredientes hasta lograr una consistencia homogénea, para una aplicación más sencilla toma un disco de algodón y córtalo por la mitad, la forma quedará perfecta para el área del contorno de ojos. Vierte un poco de la mascarilla en el algodón y posiciónalo justo donde son más notorias las patas de gallo y deja actuar por 20 minutos.

El cuidado del rostro requiere de cierta dedicación, pero si queremos envejecer con dignidad debemos tomar en consideración pequeños hábitos de nuestra vida diaria, no hay mejor manera de curar que la prevención y La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo es la prueba de ello, solo tienes que intentarlo. Muchas gracias por llegar hasta este punto, esperamos que sea de mucho provecho toda la información suministrada, hasta la próxima.